Situada en Totana, Sierra Espuña, ee trata de un templo de una sola nave con capillas laterales comunicadas entre sí, coro a los pies y presbiterio en forma de exedra. La fachada principal destaca por su sencillez y por la torre-campanario que se levanta a su derecha.

Lo más destacable del altar mayor son dos lienzos de considerables proporciones y buena factura, ambos obra del pintor valenciano afincado en Murcia, Senén Vila. El lienzo situado a la izquierda representa a San Buenaventura (Titular del Convento), y el de la derecha a San Pedro Alcántara (Titular de la Orden).

La iglesia actual conserva en su interior una cripta del siglo XVII. En las capillas construidas de mampostería se pueden observar diferentes imágenes y lienzos.

En el verano del año 1602, por los meses de Julio o Agosto, un modesto P. Franciscano de la orden reformada por San Pedro de Alcántara, acompañado de dos hermanos legos, abre en Totana los cimientos del convento de San Buenaventura, que los sucesores de aquel continuaron edificando según podían, hasta verlo terminado en Abril de 1724. Diario de Murcia, sábado 4 de marzo de 1899.

El convento de los Franciscanos Descalzos (que a partir de 1899 se convirtió en el de los Padres Capuchinos), fue solicitado por primera vez en 1574, pero no hay noticias de él hasta agosto de 1602, año en que se suceden las peticiones al monarca para que permita su fundación. Finalmente se hizo donación a la orden franciscana de la antigua ermita de San Roque y los solares colindantes para edificar el convento, a las afueras de la población, en el barrio de Triana. En enero de 1603 el convento cuenta con “doce celdas y coro con su reja, su sacristía, cocina refectorio, despensa, corral y todo lo necesario para doce frailes”. Su ubicación en el extrarradio se relaciona con el carisma franciscano cercano a las capas humildes y marginadas. La fundación del convento permitió una mayor independencia al barrio, lo que contribuiría a su desarrollo posterior.
La iglesia actual es de estilo Renacentista y en su interior conserva una cripta del siglo XVII. En las capillas construidas de mampostería se pueden observar tallas y lienzos, algunos de excelente factura, de cronología que va desde el siglo XVI hasta nuestros días, obra de maestros locales, regionales e incluso de provincias limítrofes como la talla de San Antonio de Padua que pertenece a la Escuela Granadina del siglo XV.
En 1965 se erige canónicamente como Parroquia la iglesia del convento, consagrándola al culto de Ntra. Sra. de las Tres Avemarías. Los frailes siguen atendiendo la Ermita de San Roque donde celebran la Eucaristía los sábados y vísperas de fiestas.

Califícanos y escriba un comentario

Tu calificación para este establecimiento/recurso

angry
crying
sleeping
smily
cool
Buscar

Your review is recommended to be at least 140 characters long

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar